¿Cómo evitar las malas decisiones en el trabajo?

 

Sir Arthur Conan Doyle escribió una serie de historias maravillosas con el enigmático Sherlock Holmes.

Lo que hizo que este personaje fuera tan buen detective fue su habilidad para priorizar la verdad. A diferencia de su compañero Watson, tenía una habilidad asombrosa para no ser engañado por información falsa.

¿Cómo descubrió este detective qué era verdad y qué no? 

Es simple; Había aprendido a pensar críticamente.

Holmes se dio cuenta de que gran parte de nuestro pensamiento se realiza por debajo de un nivel de conciencia consciente. La mayoría de los pensamientos son automáticos y no cuestionamos nuestros procesos.

En otras palabras, no pensamos en lo que estamos pensando.

Esto está bien la mayor parte del tiempo, pero a veces puede llevarnos a hacer juicios irracionales e impulsivos.Podríamos pasar por alto ciertos hechos y forzar otros para que se ajusten a nuestra historia preferida.

Para ser mejores pensadores, necesitamos poder estructurar y guiar nuestro propio pensamiento.

Para tener la habilidad de pensar más como Sherlock, debemos:

  1. En primer lugar, debemos aprender a no confiar en ninguna fuente de información (incluso si proviene de una autoridad).
  2. En segundo lugar, debemos practicar observar, analizar e interpretar todos los datos de manera objetiva.
  3. Por último, debemos reconocer que algunos problemas solo se resuelven dividiéndolos en varias partes

¿Por qué es importante?

  1. ¡No queremos dejar demasiado de nuestro pensamiento a las máquinas!
  2. Nos salva de tomar malas decisiones, cuyos resultados podrían ser costosos.
  3. Impide que seamos explotados o llevados a creer en algo que luego resulta ser falso.
  4. Fomenta un escepticismo saludable. Sin duda, esto es algo bueno en la era de las noticias “falsas”.

Para mejorar su capacidad de pensar críticamente:

  1. No tome nada al pie de la letra.
  2. No tengas miedo de hacer las preguntas básicas.
  3. Cuestionar cualquier suposición general. ¿Por qué esta cosa siempre se hace de esta manera? ¿Se podría abordar de manera diferente?
  4. Tenga en cuenta sus propios sesgos cognitivos.
  5. Divida el problema en trozos más pequeños y manejables.
  6. Evaluar la evidencia existente con cuidado e imparcialidad.
  7. Leer ampliamente. Mayor conocimiento, mayor contexto.

Por mi parte, hace un par de años atrás contraté unos servicios para el desarrollo de un proyecto y literalmente acepté y trabajé con la primera propuesta.

Cuando puse la propuesta en marcha en la operación, no se adaptaba a la realidad de mis clientes internos.

Perdí tiempo, dinero y gané frustración.

¿El aprendizaje? Cierto que aprendí,  pero pudo aprovecharse mejor la inversión. Debí cuestionar aún más, debí tener mayor conocimiento de este tipo de proyecto antes de elegir el suplidor.

La skill pensamiento crítico es la número 9 de 10 publicaciones sobre las skills más demandadas según el informe del World Forum Economic de las que he estado compartiendo contenido.

Si te pareció útil este contenido, te invito a compartir con otros cólegas.

 

 

SobreRocio Paredes

Apasionada del aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *